Lunes, 23 de mayo de 2011

El D?a Internacional de la Familia (International Family Day) se celebra todos los a?os el 15 de Mayo, fue instituida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en Septiembre de 1993. Refleja la importancia que la comunidad internacional le confiere a la familia como unidad b?sica de la sociedad, as? como su preocupaci?n por la situaci?n de las familias en todo el mundo.

El D?a Internacional de las Familias brinda la oportunidad de fomentar la toma de conciencia sobre cuestiones que afectan a la familia como unidad b?sica de la sociedad, as? como de promover la adopci?n de medidas adecuadas. El D?a puede llegar a ser un poderoso factor de movilizaci?n en favor de la familia en todos los pa?ses que aprovechen esa ocasi?n para demostrar su apoyo a las cuestiones que la ata?en de la manera m?s id?nea para cada sociedad.

Los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales, las instituciones acad?micas, los grupos religiosos y las personas, a t?tulo individual, pueden promover una mayor comprensi?n de las funciones y problemas, los puntos fuertes y los puntos d?biles de las familias, mediante la organizaci?n de la celebraci?n del D?a Internacional de las Familias. Asimismo, este d?a brinda la oportunidad de profundizar en el conocimiento de los procesos econ?micos, culturales, sociales y demogr?ficos que afectan a la familia.

Los valores de la Familia:

  • Cuando hablamos de familia podemos imaginar a un grupo de personas felices bajo un mismo techo y entender lo importante que es la manutenci?n, los cuidados y la educci?n de todos los miembros que la componen.
  • Pero el factor m?s imprescindible es descubrir la ra?z que hace que la familia sea el lugar ideal para forjar valores que nos hagan crear una manera de vivir m?s humana y esto influir? en la sociedad, en la convivencia con los dem?s.
  • El valor de la familia no es solamente los momentos felices o la soluci?n a los problemas del d?a a d?a. El valor nace y se desarrolla cuando cada miembro asumimos con responsabilidad y contentos, el papel que nos toca desempe?ar en esta unidad, ayudando as? al bienestar, desarrollo y felicidad de todos los dem?s componentes de la familia.
  • Para que una familia sea feliz es indispensable que todas las personas que la integran participen en los mismos intereses, compartan gustos y aficiones y se interesen los unos por los otros.
  • Toda familia unida es feliz sin importar la situaci?n econ?mica. Los valores humanos no se compran, se viven y se dan como lo mejor que podemos ofrecer.

?

?

La Biblia nos habla de la Iglesia como la familia de Dios (Efesios 2:19). La familia de Dios es la familia extendida en la que todos podemos incluirnos. ?ste es el ideal reflejado por los primeros cristianos, que no hac?an distinciones entre la familia hogare?a y la familia de Dios. Los creyentes estaban juntos, adoraban a Dios en sus casas y compart?an todo lo que ten?an.

Cuando la Escritura define a la Iglesia como una familia, quiere resaltar el valor y la importancia de las relaciones. C?mo nos relacionamos unos con otros (Juan 13:35) y con nuestro Padre de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra (Efesios 3:15).

La familia no la eliges. ?No me elegisteis vosotros a m?, sino que yo os eleg? a vosotros y os he puesto para que vay?is y llev?is fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pid?is al Padre en mi nombre, ?l os lo d?.? Juan 15:16.

En una familia se nace (Juan 3:1-15), por tanto, se acepta, se asume, se aprende.

La familia de Dios es un modelo de igualdad, de solidaridad familiar y de libertad.

En una familia cada uno de sus miembros tiene el mismo valor y recibe la misma consideraci?n, no importa la edad que tenga o el rol que ocupe, lo diferente que sea, en la iglesia, ??mense los unos a los otros con amor fraternal, respet?ndose y honr?ndose mutuamente? (Ro12:10).

?

En una familia se alienta y ayuda al crecimiento y la madurez de cada uno de sus miembros sin distinci?n, en la iglesia local se espera que: ?Al vivir la verdad con amor, creceremos hasta ser en todo como aquel que es la cabeza, es decir, Cristo. Por su acci?n, todo el cuerpo crece y se edifica en amor, sostenido y ajustado por todos los ligamentos, seg?n la actividad propia de cada miembro? (Ef. 4:15-16).

En una familia se puede hablar francamente sobre los conflictos y las diferencias, en un clima de mutua aceptaci?n y de b?squeda conjunta de las soluciones mejores para todos; en la comunidad de fe el ap?stol ense?a: ?Por eso, confi?sense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados?? (Stg 5:16).

En una familia no hay mentiras ni secretos que impidan la sana construcci?n de la identidad sino que las relaciones son transparentes y genuinas, en la iglesia se espera que: ?Por lo tanto, dejando la mentira, hable cada uno a su pr?jimo con la verdad? (Ef. 4:25).

La Iglesia es una familia porque da sentido y prop?sito nuevo a la existencia. Ofrece relaciones nuevas donde predomina el amor fraternal. Ofrece un sentido de pertenencia y arraigo comunitario y grupal. Todo esto la constituye en una comunidad terap?utica, porque afecta el meollo de las necesidades b?sicas del ser humano.

Hemos sido creados para vivir en Comunidad (G?nesis 2:15-22)

Es cierto, que las personas se enferman? en Comunidad, pero se sanan tambi?n Comunidad. En esto ?ltimo, la Escritura juega un importante papel.

Ayuda a las familias en las Escrituras.

  • La Escritura y su poderoso ?nfasis en el objetivo de vida familiar ofrece una moralidad que es capaz de resistir al ego?smo que la ?tica antropoc?ntrica de la realizaci?n personal impone.
  • Las Escrituras ofrecen unas sanas normas familiares que sirven para corregir patrones de conducta nocivos que suelen trasmitirse de generaci?n en generaci?n.
  • Las Escrituras ayudan a las familias a contrarrestar algunas de las presiones sociales a que est?n sometidas. C?mo por ejemplo el trabajo, el papel de la mujer, el individualismo, la pobreza, etc.

?

Si queremos proporcionar estabilidad y equilibrio a nuestras familias y por extensi?n a la iglesia, hemos de revisar el papel que la Escritura juega en nuestra vida, el valor y la importancia que ?sta tiene para nosotros y para las generaciones que nos siguen.

Cielos y tierra pasar?n, pero mis palabras permanecer?n (Mateo 24:35), el aspecto escatol?gico de la familia que apunta al futuro y la permanencia.

?


Tags: Familia, Iglesia, Dios, Cristianismo

Publicado por carlosmartiroy @ 8:50  | Reflexiones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios